Hay días

Hay días que no somos nosotros, solo un cascarón vacío, un vacío vestido con nuestra piel.
Hay días que no somos nosotros, sino una fuerza imparable que abre caminos y crea remolinos.
Hay días que no somos nosotros, somos una quietud a la espera de suceder.
Hay días que no somos nosotros, tan solo un recuerdo, algo que ya ha dejado de ser.
Hay días y más que serán y los que no volverán. Hay días que no te reconocerás y días que por fin serás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *