Los caminos que nos quedan

Al marchar, la vieja sensación de pérdida, de no ganar, de dejar algo atrás. El mismo sentimiento que se difumina como neblina pero nunca se va. Somos los caminos que nos quedan por andar, anhelando siempre la estela que dejamos atrás.

Entre mis costillas

Anida entre mis costillas el centro del universo, el vacío que todo lo llena. Adéntrate sin miedo pues este es un lugar para colapsar. De entre las ruinas también nacen flores

Reflejos

Reflejos que no saben si son reales. Si se ahogan en nubes o se hunden en mares. Y los puentes quemados por los que ya no se llega. Vete despacio, que hay mucho cielo.

Diciembre

Diciembre.

Tan cerca del fin, tan lejos de todo.

Tan llenos de ausencias, no nos queremos.

La calma

Buscamos la calma cuando nos cansamos de ser furia.

Pero siempre volvemos a nuestro ser porque no podemos hablar con una voz prestada.